Denuncia pública: Hostigamiento e intimidación policíaca, riesgo de represión contra comunidades del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

, por  Chiapas , popularidad : 2%

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas a 06 de abril de 2019

A los medios de comunicación
A los organismos de derechos humanos
Al pueblo en general

Las acciones de hostigamiento e intimidación realizada por las diversas corporaciones policíacas y militares contra las comunidades integrantes del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) no cesan; su objetivo es allanar el camino para ejecutar la represión, hecho que contradice las promesas del gobierno de no represión y respeto a los derechos humanos. En este contexto, denunciamos:
Los días 4 y 5 de abril de 2019 en la Colonia Popular Ricardo Flores Magón, integrantes del FNLS, ubicada en la zona norte de Tuxtla Gutiérrez, alrededor de las 8:00 am la policía estatal realizó sobrevuelos rasantes y tomar fotográficas durante 20 minutos hacia los hogares de nuestros compañeros, un acto de hostigamiento e intimidación.

A esta situación se suma los constantes patrullajes de la policía estatal en la comunidad de Guadalupe Victoria, municipio de Venustiano Carranza y los interrogatorios y detención de nuestros compañeros de la Unión de Transportistas Los Quetzalitos en la región de Altamirano-Ocosingo que en coordinación con distintas corporaciones policíaco militares interrogan, detienen y criminalizan a nuestros compañeros.

Estos actos se presenta en un contexto de represión y desalojos contra las colonias populares en la zona centro del estado de Chiapas, así como del cometido de crímenes de lesa humanidad contra organizaciones populares que ejercen crítica política contra el régimen, es un indicativo que lo que sucede contra nuestros compañeros es un intento del Estado por reprimir y coartar el derecho a la organización.

El gobierno chiapaneco sostiene “respetar los derechos humanos”, sin embargo, la realidad demuestra la persistencia del clima de represión, hostigamiento e intimidación policíaca miliar hacia nuestra organización, el ejemplo palpable fue durante el desarrollo de la pasada Jornada nacional el pasado mes de febrero.
Respecto a sus dichos de “hacer valer el estado de derecho” esto en los hechos es la ejecución de la violencia institucional para satisfacer los intereses empresariales, su objetivación nada tiene con ver con el daño a terceros, porque nadie cuestiona quiénes son los primeros o lo segundos, porque la ley está al servicio de las cámaras empresariales, éstos tienen la primicia en dictar los designios a las instancias gubernamentales.

El despojo de tierras que lleva acabo el gobierno chiapaneco es por mandato de empresarios, son éstos quienes se adueñan de grandes extensiones de tierras apoderándose de los recursos naturales, minerales y energéticos, esto significa negar la demanda de tierra, lo que implica negar el derecho a la posesión de tierra, el trabajo y la vivienda, la prueba palpable son las familias que no cuenta con una vivienda digna y son parte de los más de 70% de pobres de la entidad.

¿Dónde está la paz en Chiapas?, ¿la paz consiste en someter a punta de represión y crímenes de lesa humanidad hacia quienes estamos organizados de manera independiente para resolver nuestras precariedad y exigir juicio y castigo a los responsables de los crímenes de lesa humanidad y de Estado? Si el gobierno dice no reprimir y respetar los derechos humanos, entonces, ¿por qué no investiga y enjuicia a los responsables de ejercer la represión contra el pueblo chiapaneco?

Este contexto expresa la continuidad de la represión como política de Estado contra el pueblo y en particular su pretensión de desarticular organización popular independiente y combativa en la exigencia de las demandas más sentidas de los sectores populares.

En este sentido exigimos:

  • Alto al hostigamiento policiaco militar contra los que integramos el FNLS.
  • Respeto a la posesión de nuestras tierras.

Alertamos a los organismos defensores de los derechos humanos, a las organizaciones hermanas y solidarias, al pueblo en general de cualquier acto de represión contra nosotros.

De cualquier acto de hostigamiento, intimidación o represión contra cualquier integrante del FNLS, serán responsables el gobierno de Rutilio Escandón Cadenas, el presidente municipal de Tuxtla Gutiérrez Carlos Orseo Morales Vázquez; el de Venustiano Carranza, Amando Madain Trujillo Ancheita y los presidentes municipales de Ocosingo y Altamirano Jesús Oropeza y Roberto Pinto Kanter, respectivamente.

Este clima de violencia institucional contra el pueblo nos llama a fortalecer los lazos fraternos y solidarios entre explotados y oprimidos, buscar los mecanismos de coordinación y a impulsar acciones políticas de masas de carácter combativo en la defensa de nuestros derechos y libertades políticas y justicia para las víctimas del terrorismo de Estado.

Combativamente

¡Respeto a la posesión de nuestras tierras!
¡Alto al desplazamiento forzado y represión!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navegar por las