Posicionamiento político ante los señalamientos y calumnias vertidas contra nuestros compañeros en la Facultad de Ciencias Sociales, Campus III, UNACH.

, por  Chiapas , popularidad : 14%

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas a 7 de noviembre de 2018

A la comunidad universitaria.

A los docentes y administrativos honestos de la UNACH

A los medios de comunicación

A los organismos defensores de los derechos humanos

A las organizaciones populares democráticas e independientes

Al pueblo en general

En la máxima casa de estudio de Chiapas, la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH) se avecina la designación del próximo Rector como un evento que genera desacuerdos y discusión de varios actores de la vida política y académica de la institución; otros temas tampoco pasan desapercibidos; y en los corredores de la misma se fraguan decisiones de respetar o no el derecho de manifestación y libre expresión de los estudiantes organizados, determinar cuáles son sus límites u optar por la represión académica, administrativa, política y jurídica.

Las expresiones de desacuerdo en torno a la reelección o no del próximo Rector de la máxima casa de estudios son comprensibles, pero no es el problema fundamental a discutir. Reelección o no, la política que busca materializar el Rector en turno tiene que ver con la política educativa a nivel nacional, y esta política responde a las propias necesidades y exigencias del capital, por lo que nuestras exigencias deben partir de las propias necesidades del pueblo mexicano, defender sus derechos y libertades políticas, entre estas la lucha y defensa de la educación pública, gratuita, científica y popular.

La crisis financiera y demás problemas académicos que atraviesa esta casa de estudios, lejos de ser la incapacidad del actual Rector Carlos Eugenio Ruiz Hernández es una expresión de una práctica añeja entre las autoridades educativas que se extiende y arraiga en todas las Facultades; la corrupción económica y moral materializada en relaciones clientelares, el amiguismo, el compadrazgo, el interés personal sobre los intereses comunes, son las formas burguesas que dejan a la UNACH en bancarrota.

La responsabilidad recae en el actual Rector y en sus subalternos porque se apegan a la política neoliberal en el ámbito educativo, son estos quienes deben responder por el desfalco que él y sus antecesores han hecho a esta institución. Endosar las consecuencias de las arbitrariedades de los responsables inmediatos de la máxima estudios a la comunidad estudiantil es una maniobra perversa propia de las formas burguesas de hacer política.

El recurso monetario que debió traducirse en beneficios para la comunidad universitaria, hoy deuda millonaria, es un hecho económico con el cual pretenden justificar la implementación de la inversión privada, eso constituye una consigna política para desatender y desmantelar progresivamente la educación de carácter pública y gratuita, intentan pasar el costo a los estudiantes y trabajadores de la misma.

En este contexto, desde la posición de consejeros técnicos y universitarios, entre ellos, Alejandro Solís de la Facultad de Ciencias Sociales y Mario Maximiliano Ruiz Sánchez de la Facultad de Derecho de la UNACH, suplican al actual Rector Mtro. Carlos Eugenio Ruiz, por ingenuidad o consigna política tomar medidas académicas, políticas y jurídicas contra los estudiantes organizados en el Colectivo Tsoblej integrantes del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS).

Preguntamos a ambos estudiantes ¿son conscientes de su dichos? ¿Asumirán la responsabilidad de cualquier atentado contra nuestros compañeros? El proceder de ambos estudiantes es irresponsable y criminalizan la lucha por la defensa de la educación pública, tergiversan la solidaridad del sector estudiantil organizado y solidario con la exigencia de justicia y castigo a los criminales de Estado.

Es lamentable que por desconocimiento o miopía política dos estudiantes se sumen a la campaña del Estado y el oportunismo para denostar la lucha independiente del sector estudiantil. No olviden compañeros estudiantes, el responsable de que estudiantes conscientes y pueblo organizado salgan a protestar es porque el Estado es represor y aplica políticas que atentan contra el pueblo, como privatizar la educación.

La organización estudiantil tiene razón de ser en tanto que el Estado mexicano no garantice la educación pública y gratuita para los hijos de los trabajadores. Mientras el derecho a la educación se anula lentamente, el pueblo es orillado a tomar las medidas y métodos de organización que garantice el interés de la gran mayoría masas trabajadoras. No existe institución de educación superior donde no sean rechazados miles de aspirantes, como tampoco institución universitaria que respete la gratuidad de la educación como se consagra en la constitución de los Estados Unidos Mexicanos.

Los intentos del Estado por aniquilar o mermar la capacidad de la organización estudiantil no son nuevos, a través de señalamientos policíacos e infundios elaboran expedientes incriminatorios para justificar la detención, ejecución extrajudicial o detención desaparición forzada de quienes estamos organizados desde este sector que nos proponemos defender nuestro derecho a la educación. No es la organización estudiantil el mal al interior de la máxima casa de estudios, es la política antipopular de los gobiernos y Rector en turno que se pliega a los designios neoliberales para privatizar la educación universitaria.

No nos extraña que las suplicas de estos jóvenes que por su ignorancia política exijan la represión contra el sector estudiantil organizado, sin embargo el rector de la UNACH y quienes se sujeten a sus planes represivos al interior de la máxima casa de estudios y en particular de la FCS, serán responsables de la integridad física y sicológica de cualquier estudiante integrante del FNLS y de quienes expresaron su solidaridad luego de los señalamientos hechos contra nosotros a raíz de la movilización del 02 de octubre.

Convocamos a docentes, trabajadores administrativos y estudiantes a defender los derechos de la comunidad estudiantil y la de los trabajadores con organización independiente y combativa, no caer en la lucha fratricida, denunciar todo interés individual que atente contra el derecho a la educación pública de la comunidad universitaria, ya que es un derecho de los hijos del pueblo.

Fraternal y combativamente.

¡Por una educación pública, gratuita, científica y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navegar por las