Inhumanos los actos represivos y las detenciones arbitrarias contra nuestros compañeros del FNLS en Morelia, Michoacán

, por  Chiapas , popularidad : 1%

Chiapas, México a 10 de octubre de 2018

A los medios de comunicación

A las organizaciones populares, democrática e independientes

Al pueblo en general

Inhumanos los actos represivos y las detenciones arbitrarias contra nuestros compañeros del FNLS en Morelia, Michoacán

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) manifiesta su rotunda condena por la brutal represión policiaca contra nuestros compañeros en la capital michoacana. El saldo arrojado hasta este momento es de aproximadamente 78 compañeros detenidos de manera arbitraria y violenta, entre ellos se encuentran niños, ancianos y adolescentes, hecho suscitado en el marco de la Jornada de lucha 526 años de resistencia indígena y lucha por la emancipación del pueblo.

El acto represivo mandatado por las cámaras empresariales y ejecutada por su vocero Silvano Aureoles Conejo es otra prueba palpable del carácter sistemático con la que se ejecuta la represión contra nuestro proyecto político. Este hecho pone de manifiesto los planes de la oligarquía y el Estado para intentar detener violentamente al descontento popular y la organización con carácter independiente y combativo del pueblo.

Los hechos represivos en la que una vez más nuestros compañeros son víctimas, también ilustra el rasgo persistente con el que desemboca la violencia institucional, con un acto tras otro se intenta doblegar la voluntad de luchar del pueblo, infundir terror para desmovilizar a los sectores populares en la lucha por sus derechos y libertades políticas.

Aureoles Conejo es uno de los rostros represores del régimen, así queda evidenciado una vez más su rasgo antipopular y pro-oligarca, es la actitud de un político de oficio servil a la clase en el poder; mandatar la violencia policíaca contra el pueblo inerme que ejerce sus derechos humanos y constitucionales sólo es obra de un sujeto que sigue al pie de la letra los designios de la clase en el poder.

Detener a ancianos, niños, adolescentes, jóvenes y adultos es la expresión de la violencia de clase contra el pueblo organizado, esto se expresó mediante el uso descomunal de la fuerza policíaca donde la fuerza represiva armados con toletes y macanas golpearon brutalmente a nuestros compañeros, sin impórtales la violación flagrante de los derechos de manifestación, asociación, protesta, el derecho a la vida y al trabajo.

En este deleznable acontecimiento es notable que para el gobierno michoacano no le interesa el derecho a la vida del pueblo, mucho menos atender sus demandas, porque su interés principal es proteger los intereses de la oligarquía y responder con represión y crímenes de lesa humanidad a las demandas del pueblo, como justicia para las víctimas del terrorismo de Estado y presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos.

El gobierno perredista en Michoacán al atentar y detener arbitrariamente a nuestros compañeros probó su actitud profascista, es el ejemplo cuando el monopolio de la violencia yace en manos del Estado; y al mantenerlos presos, nos podemos percatar la maniobra perversa de este político oficio, tener como rehenes políticos a nuestros compañeros con la pretensión de doblegar su voluntad de lucha.

Es sumamente indignante la detención de nuestra compañera Rosy, porque fue víctima de un atentado criminal de Estado el 9 de abril de 2014, ahora, de nueva cuenta las manos criminales de la entidad se ensañaron contra nuestra compañera, además, se tiene conocimiento de dos mujeres embarazadas, por tal motivo, un acto de esa magnitud merece la condena del pueblo, porque cuando ¡pegan a uno nos pegan a todos! Máxime cuando retienen a 78 compañeros de manera injusta.

Condenamos categóricamente la detención de nuestros compañeros, en específico, repudiamos la detención de nuestra compañera Rosy Hernández Reyes, exigimos su libertad inmediata, como la del resto de nuestros compañeros, y por cada agresión física y psicológica contra ellos será responsabilidad del gobierno Silvano Auroroles Conejo y el representante del ejecutivo nacional Enrique Peña Nieto.

Hasta el momento se desconoce el nombre de nuestros compañeros detenidos, esta actitud de las “autoridades” es un indicativo del riesgo de tortura física y psicológica del que pueden ser objeto. Prueba son muchas, los miles de testimonios de víctimas son el botón de muestra de que se práctica ese crimen de lesa humanidad como método de investigación.

Dicho lo anterior, exigimos con fundamento a nuestro derecho constitucional de petición y expresión:

a. Libertad inmediata e incondicional y se garantice el derecho a la salud de nuestros compañeros.

b. Reparación de daños materiales y humanos, provocados por Silvano Auroelos Conejo.

c. Cumplimiento a sus demandas.

d. Alto al terrorismo de Estado.

El acontecimiento represivo ejecutado en esta fecha mientras nuestros compañeros desarrollaban acciones políticas de masas, en el marco de la Jornada de lucha 526 años de resistencia indígena y lucha por la emancipación del pueblo, nos demuestra que la represión es política de Estado contra el pueblo que exige sus demandas más sentidas, y que la explotación y opresión continúa, por tanto, forjemos la unidad del pueblo para luchar en mejores condiciones ante un gobierno represor.

¡Por la unidad obrero, campesino, indígena y popular!

Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navegar por las