Denuncia pública: policía estatal antimotines intenta reprimirnos y prohibir el libre ejercicio del derecho a la libre manifestación y al derecho a la información para el pueblo

, por  Chiapas , popularidad : 5%

Chiapas, México a 6 de agosto de 2018

A los medios de comunicación

A las organizaciones populares e independientes

Al pueblo en general

Denuncia pública:
policía estatal antimotines intenta reprimirnos y prohibir el libre ejercicio del derecho a la libre manifestación y al derecho a la información para el pueblo

Denunciamos e informamos al pueblo sobre los hechos del pasado 27 de julio del presente año, fecha en que realizamos una acción política en el tramo carretero Chiapa de Corzo-Acala, en el barrio conocido como Morelos y el Recuerdo. Donde llegaron dos camiones de la policía estatal antimotines con la intención de reprimirnos, bajaron a unos metros con lanzagranadas, toletes y armas de grueso calibre. Se detuvieron únicamente hasta el momento de que vieron la firmeza y la combatividad de nuestros compañeros al defender su derecho y posición política.
La acción política que realizamos el 27 de julio se sustenta en el libre ejercicio del derecho a la libre manifestación y al derecho a la información para el pueblo, donde en ningún momento violentamos a los habitantes, transeúntes y comerciantes de la región, y siempre nos conducimos bajo el respeto político, y con el máximo interés de informar a nuestro pueblo sobre la realidad que sufrimos los trabajadores del campo y la ciudad.

Acción que es parte de una constante campaña de información y de lucha por la exigencia de presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos de manera forzada, para detener el terrorismo de Estado y los crímenes de lesa humanidad que desangran al pueblo, y desenmascarar a los responsables de la violencia contra la clase trabajadora.

Cotidianamente se nos niega el derecho a la información, sin embargo, el pueblo sabe de las constantes injusticias a la que se nos somete, de la precariedad que va en aumento y de las condiciones de miseria que a diario vivimos producto de las políticas antipopulares y el predominio del interés individual y la ganancia mal habida producto de la explotación y opresión.

Se nos dice que la problemática se centra en la corrupción como único mal, en el avance del “todopoderoso” crimen organizado y narcotráfico. Nos mienten, diario y a lo largo y ancho del país se comenten un sinfín de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, desplazamientos forzados, encarcelamientos injustos y torturas cuya responsabilidad la tiene el Estado mexicano, por la participación directa de las fuerzas policíaco militares ¿Vamos a esperar a ser víctimas para denunciarlo?

La respuesta ante las demandas del pueblo, ante la exigencia de mejores servicios, educación digna, salud adecuada y calidad de vida por parte de las autoridades y las instituciones del Estado es la indiferencia, la indolencia, el desprecio y dilación, así como la violencia directa a través de la represión policíaca. El pueblo consciente sale a las calles porque conoce la indiferencia del Estado, porque es obligado por la realidad, por ser el único medio en el que el gobierno atiende las demandas populares. Por ello, ante cada ejercicio de manifestación del pueblo se busca reprimir y acabar con el descontento a punta de gases lacrimógenos y toletes, como sucedió el pasado 27 de julio.

Nosotros, a través de la larga lucha que emprendemos por la conquista de nuestros derechos y libertades sabemos cómo actúa el Estado, sin embargo, es de hacer notar que la pasada acción política que realizamos el gobierno hizo uso de su mejor arma, confrontar a hermanos de clase, con las mismas carencias, con las mismas necesidades y con la misma sed de justicia.

Es lamentable observar como el Estado triunfa ante la lucha consciente y decidida de las masas explotadas y oprimidas, es triste ver como un campesino, un asalariado en condiciones de pobreza defienda la palabra de aquel que lo tiene humillado y esclavo a sus deseos, que por unas migajas se entregue la dignidad y se ponga del lado del gobierno que nos asesina y desaparece. No hay desgracia más grande que un esclavo que presume sus cadenas y que se enorgullece de ellas, que está sometido a la idea del individualismo, de la envidia y egoísmo, que piensa como rico siendo miserable.

El pueblo no es títere de nadie, es dueño de su propia libertad a través de la organización independiente y combativa, y antes de defender a los que lo explotan y oprimen tiene que defender el interés de los trabajadores, de sus hermanos de clase, de sus hijos y su futuro.

Antes de juzgar o criticar ciegamente el esfuerzo del pueblo en lucha por su liberación, tenemos que preguntarnos y comprobar por la vía de los hechos las causas que lo originan. Nosotros no perseguimos mezquinos intereses, defendemos y luchamos por la liberación de todo el pueblo a través del esfuerzo colectivo.
Antes de la confrontación estéril entre hermanos de clase debemos discutir políticamente e intercambiar nuestros pensamientos. Nosotros continuaremos de forma decidida y consciente exigiendo justicia y conquistando derechos para nuestro pueblo, siempre desenmascarando al principal responsable, el Estado antipopular y represivo.

¡Alto al terrorismo de Estado!
¡Presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos!

¡Por la unidad obrero, campesino, indígena y popular!
FRENTE NACIONAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO
FNLS

Navegar por las