Todos somos víctimas del terrorismo de Estado

, por  Ciudad de México , popularidad : 1%

Mayo 2018

Todos somos víctimas del terrorismo de Estado

La impunidad es el distintivo de la actual administración de Enrique Peña Nieto, política que no difiere de los sexenios anteriores, de donde se desprende que el cometido de la desaparición forzada y demás crímenes de lesa humanidad son política que rebasa límites sexenales. Los responsables gozan de la inmunidad que les otorga el marco jurídico, mientras que muchos familiares deambulan en el burocratismo revictimizante.

La semana internacional del detenido desaparecido, del 25 al 30 de mayo es una fecha que se conmemora a petición de los familiares organizados en la Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares de Detenidos Desaparecidos (FEDEFAM), quienes lucharon incansablemente para exigir a los países con dictaduras militares la presentación con vida de sus seres queridos, así como erradicar esta práctica fascista.

En México las desapariciones forzadas son una práctica transexenal, sistemática y generalizada que en los dos últimos sexenios rebasa las cifras de víctimas de otros países en América Latina; oficialmente se reconocen 35 mil víctimas de este flagelo, estadística conservadora que intenta ocultar la magnitud del fenómeno a nivel internacional, porque muchos familiares por desconfianza a las autoridades no se atreven a denunciar o a señalar a los perpetradores, por tanto son casos que permanecen en el anonimato.

La magnitud de la violencia es exorbitante, lejos de disminuir se intensifica con el reforzamiento del Estado policíaco militar a través de la aprobación de leyes de naturaleza fascista como la Ley de Seguridad Interior (LSI). Mediante estas medidas leguleyas se extiende el halo de impunidad para cometer a diestra y siniestra violaciones graves a los derechos humanos sin que medie ningún temor de ser señalados como responsables de objetivar el terrorismo de Estado.

En el FNLS tenemos víctimas de esta política criminal, como el asesinato político de Héctor Sántiz López, el 29 de septiembre de 2015; el intento de ejecución extrajudicial contra cinco compañeros en la CDMX, el 7 de noviembre de 2015, uno de ellos con consecuencias físicas irreparables de por vida; la desaparición forzada de nuestro compañero Fidencio Gómez Sántiz, el 5 de marzo de 2016; la ejecución extrajudicial del compañerito Humberto Morales Sántiz, el 28 de febrero de 2017; la ejecución extrajudicial del compañero Víctor Alfonso, el 20 de diciembre d 2017; así como el constante hostigamiento, prisión por motivos políticos, amenazas de muerte, de posibles detenciones arbitrarias y la campaña permanente de calumnias e infundios contra nuestra organización.

El gobierno mexicano es el responsable de cada uno de los asesinatos, desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales y calumnias contra el FNLS, quien a través de los grupos paramilitares objetiva los crímenes de lesa humanidad y desde el oportunismo descalifican nuestro proyecto político a través de calumnias para intentar aislar a la organización de la solidaridad del pueblo trabajador, asimismo preparar el terreno para el cometido de más crímenes de lesa humanidad y de Estado.

Desde que abrazamos la demanda de presentación con vida de los revolucionarios Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, ocurrida en el año 2007 en la ciudad de Oaxaca, Oaxaca, el gobierno Mexicano ha ejecutado su política de terrorismo de Estado para aislar a los familiares de los dos luchadores sociales. En este caso está documentada la participación del Estado a través de las policías estatal, municipal, federal y ejército mexicano; la última vez que se les vio fue en el campo militar No 1, razón por la que no hay duda de la patente de Estado en este crimen.

Nos queda claro que es una política diseñada desde el gobierno mexicano para minar la combatividad de la organización e impedir la solidaridad con otros esfuerzos organizativos, en este caso con los trabajadores de la educación organizados en la CNTE. Siempre hemos sido respetuosos de las formas de lucha que el pueblo desarrolla porque comprendemos que somos hermanos de clase y como tal cada uno realiza esfuerzos desde su propia trinchera, por tanto, calumniar los esfuerzos organizativos es abonar a hacer la labor policíaca e impedir la unidad entre hermanos de clase.

Realizaremos diversas actividades en la Ciudad de México para exigir la presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos por el régimen, por Gabriel y Edmundo no desistiremos HASTA encontrarlos; por Fidencio vivo se lo llevaron, vivo lo queremos; por Teodulfo Torres Soriano, Daniela y Virginia ni perdón ni olvido castigo a los criminales de Estado.

Fraternalmente

¡Presentación con vida de los revolucionarios Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya!
¡Presentación con vida de nuestro compañero Fidencio Gómez Sántiz!
¡Presentación con vida de las indígenas triquis Daniela y Virginia Ortiz, del activista político Teodulfo Torres Soriano!
¡Presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos por el régimen!

Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS)

Navegar por las