BALANCE DE LA LUCHA DE LA CNTE

, por  Michoacán , popularidad : 3%

HACER CIEGAS A LAS MASAS POPULARES, PRIVARLAS DE LA CAPACIDAD DE PENSAR, A ESTO SE REDUCE LA PRACTICA DE LA REFORMA EDUCATIVA NEOLIBERAL, IMPUESTA POR LA BURGUESIA PARA FORTALECER SU DICTADURA

En lo que va del año, el movimiento democrático magisterial, continua sin desplegar toda su fuerza política, pese a que la disposición de lucha de la base, en los estados consolidados se sostiene, en Oaxaca, Chiapas y Michoacán se llevaron a cabo en diferentes momentos la elección de cúpulas seccionales que dicen pertenecer a este proyecto histórico trascendental de carácter nacional, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, (CNTE) no obstante, como dice el refrán popular “del dicho al hecho hay mucho trecho” porque su práctica difiere de los principios políticos clasistas. El caso más reciente que siembra dudas e incertidumbre es la elección del Comité Ejecutivo de la Sección 7 de Chiapas, en la que Pedro Gómez Bahamaca, consolidó la posición oportunista con el total y absoluto apoyo del Estado, quien aportó recursos para imponer por mayoría absoluta a esta camarilla corrupta.

En Michoacán y Oaxaca es de dominio público que las cúpulas están bajo la influencia y el dominio de los gobiernos de sus respectivos estados en tanto que en Guerrero el oportunismo mantiene dividida a la CNTE en varias corrientes.

Este dominio faccioso de los gobiernos estatales, que aplican sin obstáculos la política liquidadora del gobierno federal en contra de la CNTE, causa estragos en los derechos conquistados por la base trabajadora, la anulación de bonos y prestaciones se imponen como castigo político a los trabajadores de la Educación, que después de meses de lucha desgastante, las dirigencias presentan como logros, cuando ya estos rindieron grandes ganancias a los grupos financieros a través del burdo jineteo, basta ver las fechas en que se emitieron los bonos estatales y la cantidad para calcular los intereses obtenidos por estar en depósitos bancarios.

Otro tanto sucede con la retención ilegal de salarios, los rezagos, que afectan la economía de una parte significativa de nuestros compañeros, de esta forma la actitud blandengue de las cúpulas sindicales, somete a la base a los designios de las políticas de los gobiernos estatales, imprimiendo un sesgo a la lucha contra la reforma educativa que se impone paulatinamente con la digitalización el programa 2.0, la existencia de escuelas de tiempo completo, los programas de escuelas de calidad, escuelas al cien, etc. la imposición de plazas por contrato, y la contratación de idóneos, así como el congelamiento de los cambios de zona que impone la SEP, causando daño directo a los educandos que a estas alturas aun no disponen de maestros. ¿Porque mienten declarando que la reforma educativa esta derrotada?
Los problemas se acumulan y no obstante que algunos secretarios generales y coordinadores de región emiten denuncias, en torno a la actitud negligente de algunos elementos del CES; la corrupción imperante, la desactivación de las actividades sindicales, así como el señalamiento de que los logros obtenidos con la movilización se pierden en las mesas de negociaciones con el Gobierno del Estado por la actitud blandengue y entreguista de la comisión negociadora. Las cúpulas imponen por mayoría esta política liquidadora del proyecto político sindical, esto tiene particularidades y variantes específicas en cada uno de los estados.

El reflujo prolongado que se advierte a nivel nacional se debe a diversas causas entre otras: al difícil proceso de homogeneidad política e ideológica, a la práctica de la línea oportunista que desactiva la participación política de la base, a la división que fomentan los diversos grupos creados por este oportunismo que desvían intencionalmente la lucha contra la reforma educativa, permitiendo su avance paulatino en varios estados, a las diversas formas de represión que implementa la burguesía con sustento en la política del terrorismo de Estado, no obstante la inconformidad magisterial se manifiesta a lo largo y ancho del territorio nacional, porque forma parte del descontento popular que genera la aplicación de las reformas neoliberales.

El oportunismo, enquistado como sanguijuela en la CNTE, impide por todos los medios que el movimiento democrático magisterial avance y asuma un carácter clasista y proletario, diestros en el manejo del doble discurso, en tanto que pregonan su militancia en la CNTE, desarrollan por todos los medios las formas de liquidarla, socaban nuestro proyecto histórico, sujetándola a diversas formas de organizaciones que surgen al interior de la CNTE bajo diferentes denominaciones, entre estas: la Nueva Central de Trabajadores, Movimiento de Liberación Nacional (MLN), etc.
En Michoacán sujetan a la CNTE para fortalecer al denominado Frente Cívico Social y de esta manera restarle reconocimiento e intentar liquidarla, a tal grado que este convoca, moviliza y encabeza marchas montándose descaradamente sobre la CNTE Sección XVIII.

En tanto se aplica esta política desactivadora y liquidacionista en contra de la CNTE, el terrorismo de Estado se incrementa, golpeando a sectores que son parte del movimiento popular, como a los normalistas, comunidades indígenas y campesinas, el movimiento estudiantil universitario, luchadores populares, periodistas honestos y defensores de derechos humanos; muchas veces el apoyo es limitado y tardío, cuidando siempre de no movilizar a la base, incluso llegan al extremo lamentable de firmar minutas en donde se comprometen al sometimiento de la política que dicten los gobiernos estatales en turno, actitud que se ven obligados a atenuar ante la presión de la base.

La CNTE en la actualidad enfrenta la influencia de direcciones oportunistas que limitan e impiden su desarrollo, no la pueden liquidar porque se alimenta de raíces del movimiento popular, la CNTE como proyecto, trasciende los limites estrechos del gremialismo decimonónico a ultranza y desde su origen es un referente histórico de lucha no solo magisterial, sino proletaria.

No nació de un proyecto oportunista sino proletario, sin duda alguna su reactivación y cause será resultado de la práctica consecuente de colectividades político sindicales en formación y desarrollo en su interior, como de la agudización de la lucha de clases, en donde irrumpa el proletariado con una energía política por ahora en desarrollo que no tarda en manifestarse.

Históricamente la algidez de los movimientos proletarios: ferrocarrileros, electricistas, telefonistas y de médicos alimentó al movimiento magisterial de fines de la década de los 50s, encabezado por el dirigente Othón Salazar.

En el contexto actual nuestras tareas inmediatas son las de impulsar y fortalecer un proyecto político sindical clasista, que trascienda el simple aspecto democrático del proyecto actual, si, efectivamente la democracia es una necesidad, sin embargo si no le damos un carácter proletario vamos a continuar estando bajo la sujeción e influencia ideológica de oportunistas, burguesía, pequeña burguesía y partidos políticos, así se denominen de izquierda o progresistas.

La formación política de la base magisterial es una necesidad estratégica, las escuelas de formación político sindicales, los círculos de estudio, deben proliferar, incrementar nuestra cultura política es la condición esencial para impulsar la unidad con todos los sectores populares, obstaculizados por el oportunismo aliado del Estado. Esta política oportunista se caracteriza por mantener a la base en un estado de pasividad y conformismo ante el actual estado de cosas.

Debemos de tener claro que la concepción de lucha civil y pacífica, no educa ni prepara política e ideológicamente a la base magisterial para defender con energía los derechos sociales y sindicales, por el contrario, la desarma y deja inerme ante la política represiva del Estado.

Solo con las acciones políticas de masas se obliga a los gobiernos estatal y federal a resolver nuestras demandas, ¿No fue en Michoacán con la toma de las vías férreas como se arrancó en la mesa de negociaciones el pago diferido de bonos? ¿No fue con la movilización popular en Nochixtlán, Oaxaca como se logró imponer la mesa de diálogo? ¿No fue con las trincheras impulsadas por maestros combativos del sector IX, como se logró el pago retenido de nuestros salarios el año pasado? Pese a la labor nefasta de las cúpulas que se oponían, amenazaban y desactivaban las protestas.

Los conceptos de Gandhi de que “cuando una ley es injusta lo correcto es desobedecerla” es solo fraseología a la que éste era tan afecto, la experiencia combativa nos enseña que lo correcto es abrogarla con las acciones políticas de masas.

Influenciados por los conceptos pacifistas, ciertos dirigentes caen en lo ridículo y absurdo, cuando la base muestra combatividad disfrazan su miedo con el evitar confrontar a las fuerzas públicas, no quieren comprender el ánimo combativo de la base que desafía con su presencia a las fuerzas represivas del Estado.

Cabe preguntar si por lo menos en la marcha del martes 17 de octubre de 2017, ¿Denunciaron públicamente ante el pueblo los disparos con balas de goma con la que hirieron a un combativo compañero? Pretenden ignorar que la base tiene experiencia y sabiduría, no comprenden que la base se prepara de esta forma para futuros combates contra las fuerzas represivas.

No preparar combativamente a la base para reaccionar y enfrentar correcta y conscientemente a las fuerzas represivas, es condicionarlas a que sean inermes objetos de represión, hemos arribado a una etapa en donde los movimientos en lucha deben prepararse para defenderse con inteligencia y creatividad ante las diversas formas de represión de las fuerzas policiacas.

La lucha contra el capitalismo, la dictadura de la burguesía, el imperialismo, el profascismo, la oligarquía y el terrorismo de estado, no se puede hacer con distensiones y simulaciones, marchando en silencio por las banquetas y con modalidades en el paro indefinido, ni mucho menos culpando a la base por la apatía inducida y la irresponsabilidad organizativa de las cúpulas.

Se precisa de preparar a la base, para una lucha prolongada, combativa organizada y solidaria, cada vez que se realizan repliegues vergonzosos propiciados por la actitud medrosa y timorata de los dirigentes, el terrorismo de estado se fortalece, el número de detenidos desaparecidos aumenta, los crímenes de estado se incrementan, la burguesía fortalece su dictadura y prepara a la base para que acepte la reforma educativa que se impone paulatinamente, ¡eso quieren las cúpulas oportunistas!

Retomemos actividades políticas que obliguen al Estado a negociar como: los plantones en el centro histórico, la toma de vías férreas, las movilizaciones de carácter estatal, con sustento en el análisis de las asambleas masivas regionales y delegacionales, bajo los principios de la CNTE: la crítica y autocrítica, la rectificación, la rendición de cuentas, la revocación de mandato, el rechazo a la participación en coyunturas electorales por su carácter oportunista, debemos mantener a la CNTE independiente de los partidos políticos y del Estado, dando la lucha ideológica contra los grupúsculos enquistados que dividen y debilitan al magisterio en su lucha contra las reformas neoliberales.

COMBATIVAMENTE

¡POR LA ABROGACION DE LA REFORMA EDUCATIVA!
¡CONTRA EL TERRORISMO DE ESTADO!
¡POR LA UNIDAD EN LA LUCHA POPULAR!

COLECTIVO MAGISTERIAL NACIONAL “LEONEL CALDERON VILLEGAS”

Navegar por las