¡Alto al terrorismo de Estado contra el FNLS!

, por  Ciudad de México , popularidad : 3%

Chiapas, México, 1 de septiembre de 2017

A los medios de comunicación
A las bases de la sección 7 del nivel de educación indígena del SNTE-CNTE
A las organizaciones populares, democráticas e independientes
A los organismos defensores de los derechos humanos
Al pueblo en general

El 17 de agosto del presente año, nuestro compañero Manuel de Jesús Mendoza Vázquez e integrante de la sección 7 del Nivel de Educación Indígena del SNTE - CNTE, fue víctima de una detención arbitraria a escasos metros de su domicilio, suceso que denunciamos y condenamos públicamente, sin embargo, este acontecimiento denota el riesgo inminente de nuevas agresiones que atenten contra la integridad física y psicológica del compañero y de todo integrante del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS).

Los responsables materiales de su detención fueron ocho agentes de la Procuraduría General de la Republica (PGR), a bordo de dos unidades tipo pick up color blanco. Detuvieron el auto donde viajaba el compañero Manuel, y en gran parte de su traslado fue esposado. Por la velocidad con la que el agente conducía, el compañero pidió le quitaran las esposas, los agentes acceden no sin amenazarle: “(…) antes de que hagas algo, a ti primero te carga la chingada” en ese instante encañonan al compañero.

Por el modus operandi de los agentes, prueba la responsabilidad del Estado en el cometido de este crimen, asimismo, corrió el riesgo de configurarse una desaparición forzada, además, por órdenes del Estado mexicano, fue amenazado con ser trasladado al penal federal en el estado de Nayarit.

Prueba fehaciente que el cometido de crímenes de lesa humanidad tiene su patente en el Estado, las autoridades estatales están implicadas en este acto deleznable, su detención es un indicativo de la objetivación del terror como política de gobierno para frenar la movilización de las masas combativas, honestas y solidarias de la sección 7 de la SNTE-CNTE del Nivel de Educación Indígena.

De la detención arbitraria del compañero, cabe destacar un rasgo especifico, el pretexto leguleyo para el cometido de este crimen. Con el ardid de la destrucción de herramientas de trabajo de la reportera de televisa Fátima Monterrosa, en el contexto del movimiento magisterial, popular y estudiantil en el 2013, generó la causa penal 13/2017.

Con esta maniobra política, el Estado intenta diluir la resistencia y combatividad de los compañeros trabajadores de la educación por defender el derecho a la educación, luchar contra la reforma educativa neoliberal y por sus demandas laborales como sindicales. Usar la “denuncia” de la reportera como pretexto para la detención de nuestro compañero, habla de la colusión entre el Estado y los medios de comunicación oficiosos, para denostar y señalar a luchadores sociales, como a toda voz crítica que denuncia las arbitrariedades que se cometen contra el pueblo.

De este modo, estos sujetos que se escudan en los medios de comunicación (televisa), falsean los hechos para abalanzarse contra el conjunto del movimiento popular, para mermar la combatividad de las masas movilizadas, confundirlas e infundir odio en el pueblo para allanar el camino a una lucha fratricida.

Prueba que el Estado cuando se trata de cometer crímenes de lesa humanidad, usa la legalidad burguesa para crear descaradamente expedientes incriminatorios, un infundio tras otro para denostar la humanidad de hombres y mujeres que luchan por las libertades políticas y derechos del pueblo. El descaro del gobierno mexicano llega a tal grado cuando es prioridad atender una demanda de ese tipo a las demandas más sentidas del pueblo, como investigar los miles de casos de víctimas de desaparición forzada y ejecuciones extrajudiciales en el país.

La libertad de nuestro compañero se debió a la denuncia política oportuna y a las acciones políticas de masas realizadas por los compañeros de la sección 7 del SNTE-CNTE, pero en su narración previo a su libertad el señor Medellín funcionario de la PGR comentó: “No sabíamos que era usted profesor, disculpe por este mal sabor de boca que le hicimos pasar, lo vamos a liberar y los agentes lo trasladarán donde fue detenido”. No escatimó con amenazar al compañero “(…) arregle el problema en libertad, ampárese, además hay una lista de sus compañeros que están en esa misma situación”.

Esta declaración se configura como una amenaza para más detenciones arbitrarias u otros crímenes de lesa humanidad y de Estado contra los compañeros; la nefasta actitud del sujeto devela el carácter sistemático con la que se materializa el terror como política de gobierno, asimismo el ascenso de la criminalización de la protesta popular, nos ilustran la dimensión con la que el poder político y económico intenta silenciar todo acto de indignación del pueblo.

La vehemencia criminal de los agentes policíaco-militares como la del señor Medellín, hablan del trato denigrante al que someten a luchadores sociales, defensores de los derechos humanos, periodistas críticos y honestos…, mientras que a los responsables de múltiples crímenes de lesa humanidad son premiados con impunidad. El Estado y sus políticos de oficio demuestran su carácter inhumano, servil a los intereses del capital.

La solidaridad del pueblo estuvo presente, la respuesta del pueblo fue inmediata, con acciones políticas de masas se exigió la libertad del compañero, esa es la actitud que el pueblo debe asumir cuando se atenta contra la integridad física y psicológica de los hijos del pueblo, solo con la organización y resistencia popular combativa lucharemos en mejores condiciones contra el Estado represor.

Reiteramos una vez más, nuestra solidaridad a nuestro compañero Manuel y a su familia, saludamos a los compañeros de las bases magisteriales que no escatimaron esfuerzos para exigir la pronta libertad del compañero.

Hacemos responsable a Enrique Peña Nieto representante del Ejecutivo Federal, a Manuel Velasco Coello gobernador de Chiapas y a los altos mandos policíaco-militares de la integridad física y psicológica de todo integrante del FNLS.

No renunciaremos a esta lucha, no dudaremos en denunciar y señalar a los responsables de los crímenes de Estado, nos mantendremos en pie de lucha exigiendo la presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos ¡Hasta encontrarlos!, justicia por todos los ejecutados extrajudicialmente, libertad a todos los presos políticos del país.

Como pueblo tenemos que avanzar en la construcción de la unidad popular e imprimir un carácter combativo a las acciones políticas de masas, en tanto que la actitud del gobierno para atender nuestras demandas es pro fascista y pro oligarca, frenar el terrorismo de Estado tiene que ser nuestra consigna donde desarrollemos práctica política, de otro modo el pueblo seguirá padeciendo de sus nefastas consecuencias.

¡Alto al terrorismo de Estado contra el FNLS!
¡Juicio y castigo a los responsables materiales e intelectuales de los crímenes de Estado y de lesa humanidad!
¡Alto a la militarización y paramilitarización del país!

¡Por la unidad obrero, campesina, indígena y popular!
FRENTE NACIONAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO

Navegar por las