Autoritarismo y corrupción El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), da a conocer su posición política de cara al proceso electoral en nuestro país:

, popularidad : 11%

A la prensa nacional e internacional

A las organizaciones sociales, políticas, democráticas e independientes.

Al movimiento#YoSoy132.

A los organismos de derechos humanos.

Al pueblo de México.

Los comicios electorales del 1 de julio dan cuenta del reposicionamiento del PRI en la esfera política nacional, en medio de un baño de sangre del pueblo mexicano y de continua limpieza social implementada por la ultraderecha panista, que a fuerza de mantener una burda retórica de “combate a la delincuencia organizada y el narcotráfico”, el candidato del PRI Enrique Peña Nieto pretende dar seguimiento a un plan de Seguridad Nacional que enfoca sus recursos bélicos al conjunto del movimiento popular, mientras arguye que sus prioridades son las reformas estructurales, cuyo actuar demuestra la fidelidad y obediencia a los intereses de la oligarquía empresarial y extranjera.

Una gran cantidad de artículos de opinión, emitidos después de las elecciones, en los medios de comunicación escrito, impresos y electrónicos ajenos a los intereses populares y fieles a la reacción expresan el beneplácito de una“ copiosa participación ciudadana”, con electorados interesados en la coyuntura electoral. Toda esa retórica cumple la función de legitimar en el consiente colectivo la imposición del candidato de los intereses neoliberales, de una burguesía urgida en las reformas estructurales, que a través de muchas formas de manipulación y coerción del voto, se hace efectiva la idea de que Peña Nieto obtuvo la mayoría de votos.

Sin embargo, esa copiosa participación ciudadana corresponde a la utilización de viejas prácticas de manipulación y coerción del voto, mediante de la compra de credenciales de elector, acarreo de votantes, uso de programas gubernamentales para condicionar el voto, amenazas y las tradicionales promesas de solución de problemas y obras sociales.

La maquinaria electoral integrado por los medios de comunicación, el duopolio televisivo, el IFE, y los millonarios gastos del erario público, fueron el engranaje para la oxigenación de la faramalla y circo electoral, puesta en tela de juicio por la sociedad al imponerse cada sexenio personajes fieles a la burguesía.

El reposicionamiento del PRI en alianza con el PVEM en muchos estados, al igual que lo ha hecho el panismo estos últimos 12 años, esta asociado con la proliferación de grupos paramilitares en donde han gobernado, se ha intensificado la represión de manera sistemática, se han asesinado masiva y selectivamente a luchadores sociales, y se ha agudizado la desintegración del tejido social, producto de la violencia institucionalizada que han seguido como política de Estado.

Queda nuevamente demostrado que el sistema de partidos políticos no representa los cauces de la democracia, sigue manteniendo y fortaleciendo el autoritarismo y la corrupción, legitimar este tipo de poder ahora representado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), en la persona de Enrique Peña Nieto, es avalar el acarreo, la compra del voto, el corporativismo y el clientelismo que ha sido la constante desde hace décadas en nuestro país.

El Instituto Federal Electoral (IFE), no es más que la sombra de intereses mezquinos, políticos y económicos que van de la mano de los medios de comunicación como Televisa y TV azteca, quienes confabularon y prepararon el fraude electoral a todas luces. El contenido de sus leyes y normas electorales dejan paso libre a la fabricación del fraude, ante su ceguera frente a los vicios del acarreo y compra de votos. Finalmente son instituciones que avalan la democracia burguesa.

Ala población que votó no les queda otro camino que defender su voto, transitar por los caminos de la protesta y la lucha contra este circo electoral y no permitir legitimar la hegemonía del PRI, se requieren cambios profundos para que desde el pueblo se logre transformar este sistema capitalista y neoliberal. Saludamos y respaldamos todas las formas de lucha que en este momento el pueblo elija para organizarse. Estaremos brindando nuestro apoyo al Movimiento “Yo Soy132”, representado principalmente por jóvenes mujeres y hombres que anhelan un cambio.

Nonos sorprende la actitud de la famosa Misión de Observación de la Organización de Estados Americanos (OEA), la cual llamó de “exitosa” la elección presidencial. Basta recordar que esta institución en la década de los sesenta argumentó quelas fuerzas comunistas en los países latinoamericanos atentaban contra las instituciones democráticas. Una organización que ha sido el instrumento del gobierno de Estados Unidos para disfrazar su defensa a la democracia y darle continuidad a su hegemonía política y económica. Por ello, los saludos de Obamaa Peña Nieto van de la mano con las declaraciones de la OEA.

Debe quedar claro que en Chiapas, el triunfo del PRI, PVEM y Nueva Alianza, es la continuidad de la descomposición política de un Estado que se ha caracterizado por la presencia de grupos paramilitares disfrazados de civiles siendo parte delas mismas fuerzas de “seguridad” quienes secuestran, roban y asesinan, sobretodo a luchadores sociales y activistas defensores de los derechos humanos.

Así el gobierno de Juan Sabines, es caracterizado por su silencio impune frente a todos los casos de tortura tanto física como sicológica contra la población chiapaneca; la creación del Consejo Estatal de Derechos Humanos (CEDH), fue el paraguas gubernamental para proteger su impunidad frente a violaciones de derechos humanos: el caso de Agua Azul, del albergue indígena de Xicotencatl donde se solapó el abuso sexual y violación a niños y niñas, el encarcelamiento a luchadores sociales, la tortura física y psicológica a integrantes de organizaciones populares como el caso de las bases de apoyo zapatistas, compañeros del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo, integrantes de Movimiento Campesino Regional Independiente(MOCRI-CNPA-MN).

La población chiapaneca hasta ahora no cuenta con un informe sobre la violación a derechos humanos por parte de esta institución que se ha jactado de ser autónoma:

  • No han dado cuenta de las violaciones a derechos humanos de los casos antes mencionados, ni de la relación que existen entre los abusos de autoridad, negocios ilegales de los funcionarios militantes del PRI y del PVEM, con el fenómeno de violaciones sexuales cometidas por policías en la regiones donde gobiernan estos partidos, como se dieron en los municipios de Yajalón y Tumbalá.
  • No han informado de las denuncias y quejas hechas en sus oficinas de las constantes agresiones por parte de estos funcionarios del PRI y del PVEM en contra de organizaciones populares en la región Selva y Selva Norte.
  • Hasta el momento se han negado a entregar el diagnóstico psicológico de la compañera Blanca Estela Albores Gómez, que de acuerdo con la CNDH asevera que sí se cometieron violaciones de sus derechos humanos durante su detención arbitraria; y esto ha ocasionado además del aplazamiento el agravamiento en su condición física y psicológica debido a los traumas provocados por la policía estatal preventiva y demás funcionarios.

Ahora que en Chiapas Manuel Velasco Coello como candidato electo a gobernador es validado y reconocido por los demás partidos y el IEE, refleja para nuestro estado y el conjunto del movimiento popular, expresado en sus distintos sectores organizados, la entrada a un nuevo proceso de seis años de autoritarismo, corrupción, agudización de la represión sistemática a través de la aplicación de Guerra de Baja Intensidad, cuyos resultados no pueden ser otros que la exacerbación de las violaciones delos derechos humanos y en consecuencia la cuota de sangre será extraída de los sectores populares.

¡PRESENTACIÓNCON VIDA DE EDMUNDO REYES AMAYA Y GABRIEL ALBERTO CRUZ SÁNCHEZ!

¡PORLA UNIDAD OBRERA, CAMPESINA, INDÍGENA Y POPULAR!

FRENTENACIONAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO

Navegar por las